Así envejecen las Eband

¡Hola a todos un día más!

Hemos leído algunos comentarios en los que se preguntan cómo envejecen este tipo de gomillas, y algunos opinan que se ponen horribles, que no merecen la pena…

Como nos gusta que veáis lo que estáis comprando, os contamos el experimento que hicimos antes de sacar las Eband para asegurarnos de que os íbamos a ofrecer un buen producto.

A nadie le gusta comprar un producto que se va a romper, claro está, y menos que no le va a servir, así que decidimos que íbamos a comparar durante todo el verano tres tipos de gomillas:  las que están unidas con pegamento, las normales de chapitas y las Eband, a ver qué tal aguantaban el trote de todos los días, el cloro de la piscina, la playa, etc.

Bueno, pues aquí está el resultado de tres meses de trote. Os ponemos una sin usar, tal cual la cogimos, y la usada.

envejecida_17

Esta gomilla es de las que están unidas con pegamento y siempre terminan igual, se parten por la unión y terminan soltándose. Ésta además terminó despeluchada, no es lo común pero terminó sus días así.

envejecida_01

La siguiente es la de la unión de metal, esas que tienen una chapita para unir el elástico, que en comparación con la anterior suele durar mucho más, pero siempre, siempre, termina dando de sí el elástico en uno o los dos lados de la chapita. En este caso terminó rompiéndose aunque no suele ser lo usual. Además la chapita metálica suele clavarse si las usas para domir.

envejecida_05 envejecida_06

La siguiente es la Eband, como veis tras el uso no se ha roto. Eso sí, está viejita, porque sí, las gomillas se ponen TODAS sin excepción alguna feas cuando les das trote y mucho uso. Estas, al igual que las otras, han pasado por la playa, recogidos de noche, sol, gimnasio y travesías en el bolso.

Como podéis ver, tiene algunos hilos saltados, y el final de la gomilla se ha puesto feote, además también ha dado un poco de sí, pero nada importante. Por lo demás aún sigue en uso.

Os ponemos varias fotos para que las veáis bien.

envejecida_16envejecida_15envejecida_10envejecida_09envejecida_07

Las fotos están hechas con la misma luz, a la misma hora y en el mismo momento.

No decimos que tengamos el producto definitivo, ojalá, desgraciadamente en este muno todo se desgasta, y tarde o temprano se estropea o se rompe. Obviamente cuanto más trote y más uso se les de a las cosas antes se pondrán feas o se romperán o se gastarán, pero, ¿eso significa que no las vamos a disfrutar? Claro que no, ¡hay que disfrutarlas! 😉

Ya depende de vuestra opinión y de lo que os guste, nosotros sin duda seguiremos usando y ofreciendo las Eband, que bajo nuestro punto de vista y nuestra experiencia son más respetuosas con el pelo, nuestra muñeca y nos aguantan más.

Gracias por leernos y hasta la próxima!

Anuncios

3 Respuestas a “Así envejecen las Eband

  1. Pingback: Diario de una emprendedora (parte II) – ¿Qué hacer? | Eband·

  2. Pingback: Como arreglar una Eband | Eband·

  3. Pingback: ¿Por qué comprar Eband y no otras? | Eband·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s